Ratios de fondos de inversión que debes analizar

HAMCO > Actualidad > Blog > Ratios de fondos de inversión que debes analizar
Ratios de fondos de inversión que debes conocer
  • HAMCO Financial
  • Blog
  • No hay comentarios

Artículo revisado por John Tidd Kimball, CFA

 

Aristóteles, Francis Bacon o Thomas Hobbes guardan algo en común. Todos ellos estudiaron la relación entre información y poder, siendo célebre la frase de Bacon “el conocimiento es poder”, escrita en 1597.

En el campo de las finanzas, y más concretamente, en relación con los fondos de inversión, sucede algo parecido. Tener conocimientos sobre varias características fundamentales de un fondo nos permite estar informados de aspectos como el riesgo de una inversión, la volatilidad, las oscilaciones de un valor o la rentabilidad adicional que genera el gestor. Con toda esta información, tendremos el poder de valorar los resultados del fondo y establecer si merece la pena o no invertir el dinero allí.

Vamos a destacar cinco ratios de fondos de inversión que debes conocer.

 

Cinco ratios de los fondos de inversión que debes conocer

 

1. Ratio de volatilidad

También conocido como la ratio de la desviación típica, hace referencia al grado de variabilidad de las rentabilidades. Es decir, mide de una manera bastante precisa el riesgo real que tiene un activo a través del cálculo de la desviación típica. Por tanto, si existe una alta oscilación entre las rentabilidades máximas y mínimas, tendremos una volatilidad elevada.

Debemos recordar que, dependiendo del tipo de fondo en el que queramos invertir, el grado de volatilidad será, de manera general, mayor o menor. Por ejemplo, un fondo de renta fija tendrá normalmente una menor volatilidad que un fondo de renta variable. Si quieres conocer más detalle sobre las diferencias entre renta fija y variable, te recomendamos nuestro post.

2. Beta

La Beta está muy relacionada con la ratio anterior y mide la sensibilidad del fondo en relación a los movimientos del mercado. En síntesis, mide también el grado de volatilidad, pero en este caso, con respecto a su índice de referencia o benchmark.

Como norma general, una Beta menor a 1 implica que el fondo tiene una volatilidad inferior a la de su índice. Si por el contrario la Beta es igual a 1, el fondo evoluciona de forma pareja respecto al índice. Por último, si la Beta es mayor que 1, el fondo es más volátil que el índice del que toma referencia, y nos da señal de un mayor riesgo de inversión.

3. Alfa

En el caso del Alfa, esta ratio nos permite medir la rentabilidad real del fondo con respecto a su índice de referencia. Concretamente, el Alfa nos ofrece una visión de la capacidad del gestor para gestionar el fondo y obtener una rentabilidad superior a la del índice de referencia.

Si el Alfa (“α”) es menor que 0, el rendimiento real es menor que el esperado. El gestor consigue una menor rentabilidad que el índice, por lo que no aporta valor. Si por el contrario el Alfa es mayor que 0, el rendimiento real es mayor que el esperado, por lo que el gestor ha conseguido batir al índice, es decir, conseguir una rentabilidad extra y generar valor.

4. Ratio de Sharpe

Esta ratio pone en común dos aspectos muy importantes: la rentabilidad y el riesgo. De esta manera, nos da información sobre cuál ha sido la rentabilidad obtenida teniendo en cuenta el riesgo asumido, medido a través de la desviación típica, es decir, de la ratio de volatilidad, de la que hablamos en el primer apartado. Es decir, es una forma de medir el riesgo asumido. Así, cuanto mayor sea la cifra obtenida, más rentabilidad se habrá obtenido por cada punto de riesgo adoptado. Si la ratio de Sharpe es menor que 1, el rendimiento del activo es inferior al riesgo asumido. Por otra parte, cuanto más alto sea esta ratio, mejor.

 5. Tracking error

Nos facilita poder conocer cómo de activa es la gestión de un fondo. Si el tracking error es bajo, es probable que el fondo se comporte de la misma manera que el índice de referencia. Por el contrario, un tracking error alto supone un mayor grado de libertad de inversión por parte del gestor a la hora de construir la cartera e intentar obtener una mayor rentabilidad que el índice.

Conocer todos estos factores nos aporta una mayor visión sobre la inversión a la que nos enfrentamos. Para saber más sobre los pasos a seguir para invertir en fondos de inversión, no te pierdas nuestra Guía para invertir.

Imagen: unsplash  @anastasia_p