¿Petróleo a precios negativos?

HAMCO > Actualidad > Blog > ¿Petróleo a precios negativos?
  • HAMCO Financial
  • Blog
  • No hay comentarios

Si bien no es un tema asociado a la Inversión Value de largo plazo, el acontecimiento histórico del precio del futuro sobre el petróleo ocurrido esta semana de Abril, merece unas breves líneas en este blog.

¿Qué sucedió?
El precio del barril de petróleo West Texas Intermediate (WTI), la mezcla que es utilizada de referencia en el mercado estadounidense, cerró este Lunes 20 de Abril de 2020 con un precio negativo por primera vez en la historia.

¿Por qué sucedió esto?
Para combatir la pandemia global, el mundo básicamente se frenó. La producción industrial bajó considerablemente y otros sectores que utilizan el combustible como insumo clave tuvieron una la caída de actividad sustancial. Esto implicó una caída de la demanda global del petróleo. Por su parte, las refinerías comenzaron a almacenar todo el producto llevando el nivel de almacenamiento a picos históricos.

A esto se le sumó la operativa práctica en el mercado de derivados. Antes de seguir adelante es importante aclarar algunos conceptos:

  • Los futuros son productos derivados cuyo precio deriva (valga la redundancia) de un activos subyacente que en este caso es el precio del WTI.
  • Los futuros tienen distintas fechas de vencimiento (o término) de sus contratos. En este caso, la fecha de vencimiento del contrato que se está operando vencía el Martes 21 de Abril de 2020. Es decir al día siguiente de cuando cayó.
  • A diferencia del contrato sobre el Brent, el contrato futuro WTI tiene la particularidad que el comprador tiene que recibir de forma física el producto. Claramente esto no es algo que cualquier inversor pueda hacerlo. Entonces lo normal es que llegada le fecha de vencimiento, el inversor traslada su posición al mes siguiente vendiendo su posición y comprando la del mes siguiente.

Entonces con estos conceptos claros, volvamos a la historia. Muchos inversores quieren salir de su posición para pasarse al contrato del mes siguiente, la contraparte que existe para comprar esos futuros y recibir el petróleo es casi nula. Por ende hay mucho vendedores y muy pocos compradores lo que genera que el precio caiga fuertemente al punto que los vendedores están dispuestos a pagar (de allí el precio negativo) para sacarse ese contrato de encima que los obligará a recibir petróleo el cual no están en condiciones de aceptar.

¿Qué implica un precio negativo y quiénes se beneficiaron puntualmente por esta anomalía?
Como se explicó antes, quiere decir que los vendedores del contrato estaban dispuestos a pagar para que un comprador del futuro se hiciera cargo de esos contratos de barriles de petróleo. Los que se benefician de esta situación son aquellos jugadores en el mercado que tienen la capacidad para aceptar barriles físicos de petróleo y que pueden almacenarlos de alguna formal. Como mencionamos antes, los participantes en el mercado que pueden hacer esto son muy pocos.

¿Qué implicancia tiene esto en las inversiones (empresas)?
Pues depende mucho del tipo de empresa y de la gestión realizada antes de estos bajos precios. Por ejemplo, pensemos en empresas que utilizan el petróleo como insumo. Estas empresas tienden a cubrir el riesgo de fluctuación de precio por medio de contratos futuros. Lo que hacen es comprar a futuro parte de la operativa de barriles que necesitarán durante los meses siguientes asegurándose así cierta estabilidad en la operativa. Cuánto se beneficiarán o por el contrario cuánto les costará esta caída de precios depende mucho del subyacente elegido (por ejemplo futuros sobre el WTI Crude o sobre el Brent Crude), el precio al que fueron cubriendo y qué cantidades (o porcentaje de su operativa anual) han ido cubriendo en la medida que el precio fue cayendo a estos bajos niveles.

Como inversores value, esta caída del precio del petróleo en conjunto con la crisis económica actual, genera sin dudas nuevas oportunidades de inversión. La clave está en encontrar aquellas empresas que se verán beneficiadas en el largo plazo.